11 de enero de 2003

Integrantes:
Osvaldo “Valdín” Navarro (44)
Ulises Sofía (13)
Daniel Sofía (45)

mapa chico

MAPA GRANDE

11 de enero de 2003, 06:45, hora de partida, condiciones anímicas y climáticas envidiables y aunque era ya el 3º cruce haciendo cicloturismo al País vecino, este tenía connotaciones muy particulares, se trataba de una expedición sin auto de apoyo, el trayecto era ida y vuelta y si bien el grado de dificultad topográfica era de bajo a medio, esto era de largo aliento. 

Valdín

Ulises sin entrenamiento, pero con sus 13 impetuosos años, ni se dio cuenta de este detalle; nuestro amigo Valdín que afrontaba con algo de nerviosismo y ansiedad su primer travesía.

Yo,  estaba reponiéndome de un fuerte golpe en la columna (Me caí de la bicicleta al pisar un banco de hielo) que me obligó a hacer  el   cruce con mucha precaución.

Ulises

Nada de esto impidió que viviéramos una experiencia inolvidable,  distinta a las demás y que desde ya, permanecerá también en nuestro anecdotario de aventuras. 

Fueron 125 km. atravesando los bellísimos paisajes de la selva valdiviana, tres lagos espectaculares como el Lacar, el Nontuhe y el Pirehueico y el impactante Volcán Choshuenco, que nos recibió con la aterciopelada investidura blanca de los volcanes andinos. 

Partimos desde San Martín de los Andes, tomamos por la Ruta Nac. 48 (toda de ripio), y comenzamos nuestro recorrido hasta el paso Internacional Hua Hum distante de 45 km., por un camino que de a ratos nos permite visualizar el Lago Lacar, entre bosques y claros. Lago este que bordearemos en su margen derecha  o norte. 

Unos 8 kilómetros más adelante comenzaremos a atravesar la llamada Pampa del Trompul y luego de unos cuatro kilómetros más veremos sobre la izquierda la piedra de igual nombre, ubicada a 800 m.s.n.m.

Valdín y la piedra del trompul

Las creencias Mapuche cuenta que cuando “truena fuertemente” y su sonido repercute en el valle, lloverá o nevará indefectiblemente. 

Un continuo zigzagueo del camino nos conduce, habiendo transcurrido 27 km. a la zona de Yuco. Un lugar imposible de no visitar, si es que estás con el tiempo suficiente como para llegar a la aduana. Pequeñas playas de arena con espectaculares vistas del Lago Lacar.

Un pequño descanso en la playa de Yuco

Una refrescada de cabeza

Un poco antes de llegar a la zona de Hua Hum, nos encontramos con el área de acampe de Nonthue, un camping agreste con proveeduría, baños con agua caliente y una amplia zona de acampe con una bahía reparada al viento. Y justo allí la Angostura donde se unen el Lago Lacar y el Lago Nonthué. 

Vista del lago Lacar desde el camping

Cuatro kilómetros más adelante la hostería Hua Hum, con una confitería restaurant playa y el muelle a donde arriban las excursiones lacustres que parten de San Martín de los Andes.

 

Valdín y Ulises en los jardines de la hostería

 

Una comida rápida en el parque de la hostería, antes de cruzar a Chile

A escasos metros de Hua Hum encontraremos la Aduana Argentina donde deberemos hacer los trámites correspondientes. Más adelante, una vez pasado e hito internacional, el cuerpo de Carabineros de Chile, quienes efectúan el primer control. 

Cruzando el puente del río Hua Hum

En el lugar del hito encontrarás un cristo tallado en raulí por los habitantes de la Isla de Pascua, denominado Cristo de la Paz. 

El Cristo de la paz en el Hito Fronterizo

 

Ulises y Daniel en la aduana Chilena

Ulises y Valdín en la aduana Chilena

Valdín, ´completando los trámites migratorios

Una vez hechos los trámites aduaneros seguimos camino en busca del Lago Pirihueico, que deberemos cruzar con el transbordador Hua Hum para  llegar así a Puerto Fuy, primer poblado chileno.

Un descanso y algunas fotografías para el recuerdo

Daniel, en el puente del río Pirehueico, asombroso por el caudal y la transparencia de sus aguas

Llegamos al embarcadero de Pirehueico a última hora de la tarde

Esta hermosa escena, se logró pporque hicimos el aguante al transbordador metidos en el agua, para que no nos atacaran los coloridos e inmenss tábanos.

Dos hora de navegación por el Lago Pirihueico, nos permitieron disfrutar de un paisaje de singular belleza y observar en medio una exhuberante vegetación el Volcán Choshuenco. 

Embarcándonos al transbordador Hua Hum

Ulises y Valdín durante la navegación

Durante la navegación por el pirehueico, las bicicletas van atadas a las barandas de la barcaza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegando a Puerto Fuy, se observa el conjunto de volcanes Mocho - Choshuenco.

Llegamos así a Puerto Fuy, un modesto y pintoresco pueblito cuya economía se sostiene en base a las forestaciones, apasible, amigable y con un par de hosterías muy básicas pero con una cálida atención.

Dejamos la balsa y a contraluz, una vez más el paisaje nos sorprendió.

Ahora, a comer y a dormir bien; al otro día nos esperaba el regreso a San Martín de los Andes.

Bajada del transbordador

El transbordador Hua Hum a la puesta del sol, queda amarrado durante la noche y lo volvemos a tomar al otro día a las 08:00

Al otro día, un reparador desayuno y a subir al barco para pedalear hasta San Martín de los Andes


El cicloturismo siempre depara encuentros con ciclistas excéntricos. En esta oportunidad, amigamos con un Holandés que llevaba en su haber, la friolera de 19 paises recorridos en su bicicleta. Con el nos vinimos pedaleando hasta San Martín de los Andes.  Su viaje terminaría en Usuahia y desde allí nos contactó como a los 40 días.  Un personaje!!

Ariel (Holanda) y Daniel

Llegamos a Argentina, (Ariel nos tomaba la fotografía)

Una pedaleada más que dsifrutamos a pleno, y en esta oportunidad con un amigo de la adolescencia. Gracias Valdín  y vamos por mas!!

 

About these ads